Excusas para no cambiar el sillón

A la hora de cambiar el sillón mil excusas corren por nuestra mente: no voy a encontrar uno más cómodo, los sillones de ahora no son tan

fuertes, le mandamos a hacer una funda y la rajadura de la tela no se ve, no vamos a gastar en eso ahora. La realidad es que te da nostalgia porque un vínculo casi amoroso te une a él. No obstante, cuando tienes invitados, te da vergüenza hacerlos pasar al living después de la cena y los mantienes cautivos en el comedor, sentados en las sillas de

respaldo recto que rodean tu mesa.

Hasta que el invitado más atrevido se anima a sugerirte: ¿aquello que está allá es el living? Y luego de tu afirmación aparecen excusas perfectas para no ir a mostrárselos: se rom

pió la calefacción y el que la arregla me dijo que venía hoy y no apareció, estoy cambiando el piso y no podemos entrar, anoche se me ocurrió renovar el color de las paredes y está todo desarmado.

La realidad es que siempre dejas los sillones para lo último y en los momentos de ocio te das cuenta cuánto te hacen falta. Es que el living es el alma del hogar, donde disfrutas con tu familia y agasajas a tus invitados, ese espacio donde despliegas toda tu hospitalidad y disfrutas de ver a tus seres queridos cómodos en el sillón, con las piernas sobre la mesa ratona mirando una buena peli.

Ya es tiempo de renovarse y darle a tu living el lugar que se merece, tira tus viejos sillones!

Ingresa a @Loft Design pone Me Gusta y accede al sillón de tus sueños.

Adios (Gustavo Cerati)

zp8497586rq


« Volver